Tim & Johnny

Sweeney Todd es la sexta película que Johnny rueda con su viejo amigo Tim Burton, el hombre que le puso tijeras por manos y que le convirtió en el peor director de la historia del cine.

 

 

Fuente: Esquire

Tim Burton: Hay parejas en las que una persona es buena en una cosa y la otra en otra. Eso es verdad en nuestro caso. Pero a la vez estamos muy conectados en cuanto a gustos.

 

Johnny Depp: Incluso cuando nos conocimos por primera vez, conectamos a un nivel casi paranormal.

 

TB: Sí. Esa fascinación por obras de arte de los setenta.

 

JD: Recuerdo que en mi infancia tuve una cobra que estaba pintada en oro.

 

TM: Somos de distintas partes del país, pero existe una especie de tendencia que conecta a los raritos del extrarradio, ¿a que sí?

 

JD: Sip.

 

TB: Las historias que nos daban miedo de pequeños.

 

JD: Mr. Green Jeans… [personaje de Captain Kangaroo, show infantil norteamericano de los años 60]

 

TB: O ver a Humphery Bogart haciendo un papel maléfico. Sólo hizo una película de terror y…

 

JD: Los dos lo sabíamos.

 

TB: El retorno del Dr.X. Cuando algo así sale en una conversación, te das cuenta. Sí, perfecto. Las cosas que nunca se comentan en las conversaciones de mucha gente salen mucho en las nuestras.

 

JD: Hablamos en una especie de taquigrafía.

 

TB: No literalmente. Nos referimos a cosas que no tienen ningún sentido para la gente normal.

 

JD: Una vez, Tim y yo estábamos hablando antes del rodaje. Después, llega uno enseguida y viene con cara de alucinado. Dice “Os he visto a ti y a Tim hablar de la escena durante los últimos quince minutos”. “¿Y…?”. Y responde: “No entendía una puñetera palabra de lo que decíais”.

 

TB: Creo que eso lo resume todo.

 

JD: No creo que hayamos discutido jamás-

 

TB: No lo creo. Ha habido divergencias y una visión distinta sobre ciertos aspectos.

 

JD: Pero incluso en ese tipo de situación, Tim simplemente dice: “Vale, hazlo como tú quieres y luego hazlo de la otra forma”.

 

TB: Normalmente, siempre estamos de acuerdo. Por ejemplo, en Sweeney Todd, Johnny dijo: “Hay una cosa que no puedo hacer. No puedo llevar al personaje de Anthony al hotel”.

 

JD: Puse un enorme sigo de interrogación en la página del guión.

 

TB: también cuando abrí el guión en esa misma página vi que ya lo había tachado.

 

JD: Tim ha tenido que pelearse mucho para que yo esté en sus películas.

 

TB: Siempre nos vamos a tener que pelear. Tenemos que pelear para que se haga, tenemos que pelear… Pero curiosamente, y contra todo pronóstico, Sweeney Todd no costó tanto. Tendrían que haber corrido colina abajo. Un musical para mayores de edad que tiene como protagonista a alguien del que nadie sabe si canta. Dios. Tiene que haber mucha confianza para respaldar un proyecto así. Y es increíble cuando pasa. Que confíen en ti. Da mucha energía y confianza en uno mismo. Te hace sentir bien.

 

JD: También hace que quieras hacer un buen trabajo por ellos.

 

TB: Claro. Siempre he utilizado una analogía deportiva para describir la otra cara de la moneda. Eres un atleta que se está preparando para la gran carrera; llegan, te echan toda la mierda encima, te joden vivo y luego te dicen: “vale, ahora a correr”. Y tú, intentando quitarte esa mierda de encima justo antes de hacer tu gran actuación. Pasa a menudo. Apostamos por ti, no importa que acabemos de romperte las piernas. Pero si fuera fácil, no tendrías la sensación de estar rodando una película. Hacer películas tiene que ser complicado.

 

JD: Siempre está ese momento en toda película en el que simplemente piensas: “Vale, este es el momento. Estoy a punto de darme un ostión, igual es mejor que me deje y vea lo que pasa”. Eso es lo que me pasó cuando empecé a cantar las canciones por primera vez. Me sentía como un idiota. Era una de esas veces en las que más expuesto estaba, una de las cosas más raras que he hecho nunca. Con 43 años, era la primera vez que cantaba todo el rato.

 

TB: Hice castings a otras personas y acabé destrozado y exhausto. Me sentía como si hiciera pruebas para una película porno. Tener a gente que viniera a las pruebas a cantar como si entraran y se quitaran la ropa. Estás así de expuesto. Me chocó.

 

JD: Tal vez por eso yo ya me he casado dos veces con la mujer de Tim. En La novia cadáver, Helena era el cadáver, y en Sweeney Todd

 

TM: ¿Qué eres? Una especie de… ¿cómo se llama? ¿Poígamo? ¿No serás mormón?

 

JD: ¿No te lo había dicho antes? Mi nombre real es Osmond.

 

 

FUENTE: Revista Esquire, febrero de 2008. Cal Fussman.

Anuncios

~ por Juliet en mayo 6, 2008.

2 comentarios to “Tim & Johnny”

  1. ¿si es ese su nombre
    ?

  2. geniiooos FELIZ CUMPLE A BURTON

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: