1999 Sleepy Hollow

Un inolvidable cuento de terror

 

Lejos de transcribir cinematográficamente la conocida (por los norteamericanos) historia de Sleepy Hollow, el director norteamericano Tim Burton (Batman, Joven manos de tijera) le da una vuelta de tuerca y la concibe como un cuento de terror con fuerte reminescencia gótica y de los filmes de terror de los años ’50. Aquellos precisamente, producidos por la mítica y afamada Hammer Productions.

 

Irving no escribió sobre un jinete decapitado que se vengaba de los habitantes del pueblo cortándoles a ellos también la cabeza. Tampoco existe en sus páginas tal derramamiento de sangre. Ni tampoco Ichabod Crane era un forense obsesivo. Las diferencias continúan y hasta cierto punto uno se pregunta si éste no era realmente el cuento que Irving quería escribir o que debería haber escrito…

 

La anterior película de Burton fue Mars Atacks!, en el año ’96. Un fracaso comercial que lo transformó en un director bizarro de lujo. Ciertamente ningún director contemporáneo sería capaz de filmar Mars Atacks! teniendo la oportunidad de filmar dramas a lo “Titanic” o angustiantes imágenes del holocausto. Su fallido proyecto de Superman Lives, lo llevó a desempolvar una leyenda (una de las más auténticas del país del norte) y renovarla, retocarla, transformarla y embellecerla como difícilmente se haya hecho antes con una historia proveniente de un folclore nacional.

 

En Sleepy Hollow, (filmada mayormente en las afueras de Londres) Burton mezcla estilos con soltura demiúrgica y por qué no, merlinezca. Se apoya en una leyenda del siglo XVIII y la imagina como una película de terror emergida de los estudios Hammer. Vuelve a su recurrente fuente inspiración que son las películas del expresionismo alemán de los años ’20 y lo cubre todo con una pátina de estética gótica.

 

Todo resulta tan bello que se vuelve difícil no extasiarse con los planos que parecen ser extraídos de un cuadro pintado por John Constable y pergeniado por William Blake o de una historia de Mary Shelley y escrito.

 

La performance de Johnny Depp llega a su punto más alto, como es habitual cada vez que trabaja con Burton. Christina Ricci está correcta en un papel muy extraño, que se sitúa entre lo mágico y lo etéreo, casi silencioso. El casting de actores británicos es magnífico.

 

Burton se procuró jóvenes talentosos como él. Su idea de llamar a un habitual colaborador de David Fincher, Andrew Kevin Walker (Seven, The Game, Fight club) para el guión, le dio una impronta incisiva y escabrosa que se fundía perfectamente con la extraordinaria fotografía de Emmanuel Lubezki (Como agua para el chocolate). Un mexicano con un sentido estético muy refinado, responsable de una tonalidad lumínica sobrecogedora.

 

Danny Elfman reconstruye, también como es de costumbre, una partitura creíble y acertada, con la facilidad de conocer cada recoveco en la desordenada cabeza de Burton. El diseño de producción tan retorcido como bello e impresionante, nuevamente vuelve a estar en manos de Heinrichs, un antiguo colaborador de Burton que participó en sus primeros cortos.

 

En Sweeney Todd se lee a Welles, la influencia de su mentor es indudable y registrada por Burton con eficacia y talento. Demostrando otra vez, que es uno de los directores más auténticos y originales que existen en la actualidad y tal vez en la historia del cine. Su obra pertenece a una especie en extinción, la de los directores/artistas. Capaz de llevar su arte hasta el último extremo, evitando perder el horizonte y esquivando la guillotina del sistema.

 

Andrés San Martín

 

FUENTE: Fotograma.com

~ por Juliet en abril 18, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: